✓ ¿Es recomendable estudiar Economía en la Universidad?

Como buen economista (todavía sin formalizar), se me plantea el “respecto de que”, es decir que coste de oportunidad nos presenta esta decisión o cuáles son tus alternativas ante el supuesto de querer estudiar economía en la universidad.

Sugerencia : Conexoo y raiola surfean la ola

Puede ser que estes dudando si hacer :

  • ¿Economía o ADE?
  • O por el contrario la economía siempre ha sido tu pasión y lo sigue siendo y… ¿Te gustaría profundizar en este ámbito?

También podría darse el caso, del que la ama con locura y se está planteando la disyuntiva de si estudiar economía u otra que tenga más futuro (ingeniería informática, ingeniería mecánica, programación, algún grado superior… etc).

En este artículo en base a mi experiencia trataré de presentar mi opinión al respecto de si merece la pena o no estudiar economía (en universidades presenciales o “tradicionales”).

Concurso seo : el guerrero del seo se lleva el trofeo

Resultado de imagen de estudiar economia

Puntos positivos de estudiar economía en una universidad

  • El temario está predefinido mayormente y eso significa que tienes una guía ya con la que construir.
  • Te dan un título que en este mundo donde abunda la titulitis será necesario.

(Nota: muy probablemente necesites un título, no necesariamente éste).

Puntos negativos de estudiar economía hoy en día:

  • La motivación del juego (incentivos) serán siempre las notas y el cumplir. Y los del profesorado al revés.
  • No existe ningún tipo de debate sobre como afrontar un tema (salvo casos excepcionales). Y por ello prevalece la ideología, sobre la evidencia.
  • Excesivo abuso de modelos matemáticos, que lejos de ayudar al alumno, lo confunden: la realidad no se puede plasmar en una ecuación matemática.
  • Normalmente no puedes escoger al profesor y eso hace que la calidad deje mucho que desear.
  • Te dan un título (no necesariamente capacitación).
  • Es teoría “de manual”, mas que enseñarte a pensar. Te enseñan unos “supuestos” y como se resuelven.
  • Austencia total de debate metodológico: doctrina mainstream. Lo que se enseña lo que “aparentemente” es cierto. Pasando por alto autores tremendamente importantes.

La teoría a “estudiar”: doctrina keynesiana

A veces puedo sonar incluso hasta mono tema :D. Pero es cierto, el 90% de lo que se enseña en la universidad es pura doctrina keynesiana. Podríamos decir que es aceptable partir de un punto de vista metodológico distinto (o podría llegar a serlo). Pero cansan bastante las adulaciones a una figura que lo único que buscaba era ser el protagonista de su época.

No he tenido ni un solo profesor (miento, creo recordar que la de Organización Industrial, llego a no adorarlo), que no se haya desvivido en mitificar una figura que no da para tanto. La única pretensión de Keynes (así lo pienso y tengo mis argumentos), es que su afán de protagonismo le llevo a hacer lo que hiciera falta para llamar la atención. Y por eso hizo lo que hizo, reconociendo los errores de su “teoría” pocas semanas antes de morir:

Dejando esta figura a parte, a la que ya le dedicaré un post entero, quiero mostrarte con la mayor objetividad lo que te vas a encontrar si de verdad deseas estudiar economía de una manera “tradicional”:

Cuando estudias economía estás inserto en el sistema universitario y como todo sistema su configuración e incentivos, es lo que acabarán explicando su desarrollo.

Incentivos: El profesorado

estudiar economia v. weiser
V. Weiser

Si estás en una unviersidad púbica, y si está en un privada puede ser que también aunque en menor medida. El profesor que tienes delante cobrará haga bien o mal su trabajo. Habrá quien me venga con moralismos, pero esto es un hecho. Y además deberás de (si fuese necesario), ajustarte a sus preferencias para acabar obteniendo nunca mejor dicho su “aprobado”.

La “profesionalización de la educación” ha matado la enseñanza. Los salarios más que decentes que se cobran (sobre todo en la universidad y ciertas cátedras), han echo que traten de apostar por esos puestos no los que realmente aman la materia, sino los que probablemente en el sector privado no podían optar a tales salarios.

Ideología por un tubo

Cada uno aprovecha para soltar ideología más que economía. He llegado a escuchar sandeces como que lo único que diferencia y provoca sociedades o no prósperas es la desigualdad material. Todo esto evidentemente, vestido de ciencia mostrando un par de gráficas. Se crean unos muñecos de paja (como el mercado perfecto), y se creen los más listos del barrio demostrando su inutilidad (del modelo).

Son cosas que evidentemente depende del profesor que te toque. Pero en términos generales deberás de aguantar el sermón de cada uno. Cada cual más progre. Proponiendo impuestos progresivos a las empresas, cumplimiento o no de las leyes en función de sus intereses personales (profesores de derecho), etcétera…

Horas tiradas a la basura

Te pegarás horas estudiando cosas que ni son útiles ni divertidas. Pienso como Caplan, que si no es útil ni divertido se traduce en una pérdida de tiempo. Cosa que hará que estudiar economía no sea “tan rentable”:

Vas a ver un poco de Robinson Crusoe, problemas de microeconomía con funciones a optimizar y equilibrios generales. En definitiva, centrarás tus esfuerzos en estudiar modelos económicos ideales que cuadran matemáticamente mas que estudiar la realidad económica. Cosa que acaba saliendo uno con la sensación de no saber nada. O peor aún, con la sensación de saberlo todo (no hay mayor ignorante que el que no reconoce su propia ignorancia).

Y eso sin contar las falacias que se siguen repitiendo año a año:

  • Que el consumo produce riqueza e impulsa la economía.
  • Que el mercado libre tiende al monopolio.
  • Que el mercado perfecto no es posible, pero vamos a intentar que la realidad se parezca a él o sino intentamos un “pseudosicialismo” super ético y razonable, donde todos y todas cavemos (los malvados empresarios, no).
  • Que la desigualdad material es un factor preocupante (nótese el moralismo, aunque claro la economía normativa está a la orden del día).

No se premia el intelecto, se premia la adecuación al sistema

Una cosa es adaptarse en forma (citar en APA), y otra muy distinta someterse a una manera de ver la economía que ni es la mejor, ni la más divertida. Por lo que mi recomendación sería optar por otro tipo de grado (ya sea comercio internacional o ADE). Ya que seguirás dando algo de economía, pero te quitarás lo peor. Pudiendo TU seguir formandote por tu cuenta en los diferentes aspectos de la economía que más te interesen.

En otros ámbitos (matemáticas, finanzas,…) realizar los estudios dentro de una institución de este tipo ( privada probablemente); quizás sea muy buena opción.

Estoy estudiando ciencias económicas ¿Debo cambiarme?

Cuando me pongo modo hater no hay quien me gane. Haber estudiado una carrera que te va a aportar poco o nada no es ningún drama. A pesar del tremendo coste de oportunidad hay millones como tú (el siglo pasado fue la segunda guerra mundial, a nosotros nos ha tocado la universidad).

Gracias a dios la evidencia y la información avanzan muy rápido y através de internet tienes una puerta abierta. La universidad no está preparada para enseñarte lo último de lo último y los incentivos son los que son. Es por esto que la mayoría de los grados necesitan una revisión y una limpieza de cara (no solo economía, hablo de todos en general).

En concreto, el principal problema de estudiar economía en la universidad más que estar al tanto de la última evidencia, es que simplemente se repite lo mismo que hace 40 años. Es un copia pega que para repetir y aprobar vale. Para entender la realidad no mucho.

Mi recomendación es que si te interesa esa rama, optes por una carrera como ADE o Comercio internacional. Tocarás algo de economia keynesiana (está bien conocer al enemigo), pero tus esfuerzos te servirán para algo: podrás entender un balance o el sistema fiscal.

Bajo mi punto de vista es bastante más productivo que tocarte con el modelo de duopolio de cournout en sesiones de “competencia perfecta”.

UPDATE: ¿Quieres estudiar economía sí o si?

Ya sabes mi opinión personal a cerca de este tipo de grados (aunque realmente es más una crítica a la universidad como tal, que al grado de economía en particular). No me contradigo si digo que puede seguir siendo una opción viable el estudiar economía. Bajo mi punto de vista sería viable este estudio de economía bajo los siguientes argumentos:

  • Lo queramos o no un economista “para la gente”, no es aquel apasionado científico que analiza la realidad social en busca de los resortes que explican las grandes preguntas en torno al desarrollo material. Sino aquel con un título de “economista”. Con el título (aunque algunos pasos para obtenerlo se hagan verdaderamente tortuosos), no tendrás que responder ni demostrar nada (triste, pero cierto).
  • Conocer al enemigo, al final esto es un blog de Marketing. Es indispensable entender como piensa el consumidor, tu consumidor, para ser capaz de venderle cualquier producto. Aunque la teoría “mainstream” tenga errores que en algunos casos graves, eso no nos exime como investigadores de estudiarla. Ya que podremos reformular en sus mismos términos nuevos problemas y resolverlos con nueva metodología entendible para el resto de la “academia”.

Mejores universidades donde estudiar economía en españa:

En el caso de ser capaz de estudiar un doble grado (con ADE, derecho, finanzas, marketing…), lo haría sin duda sin embargo si no puedes o no quieres optar por esa opción, te dejo un ranking de las mejores universidades donde estudiar este grado:

Infografía: La Universidad Pompeu Fabra, la mejor para estudiar economía en España | Statista

Más infografías en Statista.

Como ves las 3 primeras son:

Ejemplos de los dobles grados que te mencionaba antes:

(IMPORTANTE): Algunas consideraciones a la hora de estudiar economía (de cualquier escuela)

En este sentido la crítica valdría para casi cualquier escuela de pensamiento, pero está especialmente pensada para aquellos que van a estudiar economía en universidades “normales y corrientes”.

En este sentido debes someterte al temario (y a las asignaturas), puesto que muchas son obligatorias (la mayoría en el caso de mi universidad). Y a la metodología de cada profesor. Eso de que los alumnos son sus clientes hay muchos (sobre todo funcionarios de plaza fija), que no acaban de tenerlo muy claro, y sigue siendo todo en plan mili.

En serio, en términos metodológicos yo creo que lo más importante es entender las matemáticas como medio (casi ilustrativo), en lugar de como un fin en sí mismo:

Uno de los grandes males (dudo que con mala intención), es el de cuantificarlo todo. El problema viene cuando artificialmente se alteran las variables o los supuestos, para forzar esa cuantificación que de otra manera sería imposible. El mercado perfecto sería un claro ejemplo de eso y hay muchos más.

Es muy potente (argumentalmente hablando), el decir esto es tanto y lo puedo calcular. Pero pienso que hay que ser intelectualmente humildes y darnos cuenta que una cosa tan básica y necesaria como el capital (por poner un ejemplo), dentro de una economía son elementos muchas veces incuantificables. Te recomiendo (si esto te suena a chino, o si tienes interes), la lectura del autor Ludwing Lauchmann, especiamente su obra el capital y su estructura donde el autor habla a cerca de este fenómeno.

Además de esto creo que un economista tiene el deber de aprender de otras “artes”: sociología, psicología, marketing, matemáticas, programación, filosofía, etc… Ya que al final lo que de alguna manera tratamos de hacer es entender en última instancia al ser humano (el resultado de las decisiones y como se forman los sistemas económicos entre otras cosas). Aprender de estas “otras formas de mirar” al ser humano han de ser fundamentales, ya que abren al investigador nuevas visiones a cerca de la sociedad.

En particular haré incapié en resaltar la figura de la filosofía. La filosofía en ultima instancia además de aportarnos nuevas y opuestas visiones sobre temas, nos enseña a pensar. Esto es vital para ser un buen “lo que sea”. Y en particular para ser un buen economista.

Hayek tenía una frase que biene muy al caso:

“Alguien que es solo economista, no puede ser buen economista”.

En su caso el se dedicó al estudio del derecho, la psicología. No hace falta explicitamente estudiar eso que estudió hayek para ser buen economista, pero indudablemente no tiene nada que ver una persona que simplemente tiene una titulación con una que nunca pierde el habre por el conocimiento.